Aprendé a colocar cerámicos en pasos sencillos

Hoy vamos a aprender a colocar cerámicos de una manera muy sencilla. Antes de empezar, asegúrate que la superficie donde se van a instalar esté firme y nivelada, y que carezcan de polvo o humedad que dificulten tu trabajo.

Si tu casa está en obra colocarás los cerámicos sobre una carpeta, y si contás con un revestimiento antiguo los podrás colocar sobre el mismo, asegurándote previamente que esté en condiciones (limpio, firme y nivelado).

Antes de empezar tendrás que tener todos los materiales y herramientas listas. Hacé el cálculo de los cerámicos en función de la cantidad de metros que querés cubrir, el espesor que le darás a las juntas. Siempre comprá algunos cerámicos adicionales (15% extra), ya que se te pueden romper mientras los colocás o incluso después de hacerlo.

Paso 1. Marcar las guías de colocación

Para hacerlo tenés que marcar con un hilo entizado dos ejes perpendiculares en el centro del ambiente que querés cubrir. Podés marcar también todas las líneas auxiliares que necesites. Si tenés dudas, es recomendable dibujar el diseño completo en el piso antes de empezar con la colocación.

Paso 2. Colocar y pegar los cerámicos del centro del diseño

Se empieza preparando el adhesivo para cerámicos según lo indicado en su envase y desparramando el mismo para el primer cerámico con la ayuda de una llana y una cuchara de albañil. Si ya tenés experiencia previa podrás desparramar adhesivo para una fila entera. Colocá los cerámicos dejando el lugar adecuado para las juntas (podés ayudarte con una cruceta en los vértices para separarlos).

Consejo: No dejes espacios sin adhesivo entre el piso y los cerámicos ya que estos se podrían partir después de la colocación.

Quitá las crucetas antes de que se endurezca el adhesivo, pero asegurándote de que los cerámicos estén firmes. No los podrás pisar hasta el día siguiente.

Paso 3. Poner la pastina

Una vez transcurridas 24 hs. desde que colocaste los cerámicos, tendrás que colocar la pastina para las juntas. Seguí las instrucciones del envase y una vez que tengas la mezcla ayúdate con un tarrito para aplicarlo en las juntas. Distribuí la pastina varias pasadas hasta que estén bien llenas. Cuando finalices remové los restos de pastina con una esponja humedecida.

Esperá a que se seque y listo! Ya habrás colocado los cerámicos por tu cuenta.

RELACIONADOS