Consejos para pintar tu casa

¿Necesitás renovar tu casa y no querés gastar mucho? ¡Hacelo por tu cuenta! Seguí los siguientes pasos y animate a embellecer tu hogar:

1- Comprar materiales de buena calidad (Pintura, pinceles y rodillos)

No siempre la pintura menos cara es la que más te permite ahorrar. Tené en cuenta que las pinturas de calidad cuentan con un mayor poder cubritivo, por lo que necesitarás pasar menos manos de pintura, ahorrando litros y tiempo de aplicación. Ello sumado a que el color quedará más uniforme y tendrá mayor durabilidad.

En cuanto a los pinceles y rodillos, son fundamentales para que tu trabajo sea de calidad y también afectan la cobertura de la pintura. Son una muy buena inversión y te durarán varios años.

2- Tapar pisos, muebles y demás

Cubrí todo lo que pudiera llegar a mancharse de pintura con diarios o sábanas viejas. Una buena opción es cubrir los marcos de puertas y ventanas con cinta para que puedas pintar sin preocuparte en ensuciarlos.

 

3- Preparar la pintura

Mezclá bien la pintura en la lata o recipiente antes de empezar a pintar. Es muy importante que quede uniforme para que la aplicación sea eficiente.

4- Si pintás con pincel…

  • Cuando lo sumerjas en la lata no cubras más de un tercio de las cerdas con pintura.
  • Si necesitás pintar una superficie plana, utilizá la parte ancha del pincel. Para los bordes es mejor usar la parte estrecha, siempre con trazos largos y calmados.
  • Una técnica que puede serte de utilidad para pintar grandes superficies es pintar primero con trazos diagonales, luego en sentido horizontal y finalmente en sentido vertical.

5- Si pintás con rodillo…

  • Para empezar humedecé el rodillo con agua y asegurate que no queden hilos sueltos.
  • Colocá la pintura en una bandeja, y hacé rodar el rodillo para que absorba la pintura uniformemente.
  • Pintá en forma de “Z” o de “N”, lo que ayudará a que la pintura se desplace en toda la superficie, con una buena nivelación y sin salpicados.
  • Pintá desde las superficies secas hacia las de pintura fresca para evitar que queden marcas.

6- A guardar

Cuanto finalices limpiá los pinceles y rodillos con diluyente y enjuagá con jabón blanco neutro, para luego envolverlos con papel de diario y retirar lo que quede de humedad. Cuando estén secas es recomendable guardarlas en hojas de diario.

¿Qué esperás para empezar? Comprá ya tus materiales y dejá tu casa como nueva!

 

RELACIONADOS