La oficina del futuro

Fuente: BAE Negocios

Todo cambia, todo se transforma. Lentamente la forma de trabajar está sufriendo una mutación, con el avance de la tecnología y los cambios cuturales. Esto se plasma en una verdadera revolución en la forma en que están planteadas las oficinas en todo el mundo.

No es tan probable que veamos pantallas intangibles u hologramas por todos lados como en las películas de ciencia ficción en el corto plazo, pero el concepto del entorno laboral empieza a abandonar sus viejas estructuras. Se está transformando en un espacio de colaboración en el que nadie tiene un espacio fijo, las computadoras no están vinculadas a un solo usuario y las salas de juntas son virtuales, según un informe de la publicación CIO.

El trabajo flexible es una de las tendencias más fuertes e inmediatas, que ya se hace sentir desde hace algunos años, alentada por la conectividad remota que permiten los dispositivos. Ha habido un aumento del 115% en el trabajo a distancia durante los últimos 10 años en el mundo. En el Reino Unido, por ejemplo, el informe de Working Anywhere realizado por la Work Foundation de la Universidad de Lancaster estima que de aquí a 2020, el 70% de los empleados británicos tendrá la oportunidad de trabajar de forma remota y esto a su vez generará grandes cambios en las empresas a la hora de buscar formas para que la oficina se adapte a todas las personas.

Este cambio puede ser una oportunidad también para que las empresas ahorren dinero en infraestructura. Con las modalidades de trabajo flexible y teletrabajo, al haber menos empleados que necesiten un escritorio, las empresas pueden reducir el espacio de sus oficinas. De hecho, muchas empresas cerraron acuerdos con espacios de coworking, para que sus empleados puedan trabajar allí sin necesidad de desplazarse.

Presencia remota

En las salas de reuniones, las mesas y sillas se sustituirán por grandes pantallas como Microsoft Surface Hub, mediante las cuales los empleados colaborarán desde sus casas, desde cualquier bar o desde la oficina de un cliente. En el Build 2018, la conferencia anual de desarrolladores de Microsoft, la compañía mostró algunas de estas novedades. La oficina del futuro permitirá mantener reuniones virtuales con una cercanía pocas veces vista, gracias a un sistema de cámara de 360 grados equipada con micrófonos capaces de discriminar entre los participantes en la reunión. La máquina transcribe en tiempo real todo lo que se habla. El sistema puede incluso traducir a otro idioma todo lo que se recoge a nivel oral.

La ecología y la sustentabilidad forman parte de la nueva forma de pensar de las compañías. Aumentará el uso de áreas exteriores que ofrezcan a los trabajadores una pausa, así como las características “ecológicas” en el diseño, que mejoran la capacidad cognitiva de los trabajadores. La iluminación inteligente se adaptará a lo largo del día.

Nuevos aires para la jornada laboral que serán bienvenidos.

RELACIONADOS